Fieke van den Hurk: el incómodo cliché de la ingeniería de audio

ingenieros de sonido produccion musical fieke
Photo: Aline Bouma

“Tenía mucho miedo de inscribirme en el conservatorio”. Nadie le dijo a Fieke van den hurk cómo funcionaba la escena musical, para ella se trataba de un espacio ocupado por personas que ya eran exitosas y famosas. Se enamoró del acordeón a los 7 años y desde entonces estuvo inmersa en la música y su formación clásica, pero al superar la adolescencia, Fieke no estaba muy segura de cuál era su lugar en el mundo y adónde quería llegar. Para encontrar la respuesta, emprendió un viaje de autodescubrimiento que la llevó a pasar un tiempo en diferentes ramas del arte, la cultura y la tecnología, destinos que le revelaron sus raíces en el music business.

“Pensé que nunca sería lo suficientemente buena para lograrlo como músico, y para entonces, tenía una mentalidad muy cerrada sobre el mundo musical y cómo es en realidad. No había nadie alrededor que me guiará

Fieke se despierta muy temprano. Le encanta leer, escuchar vinilos con sus amigos y se interesa en aprender cosas nuevas, por ejemplo, hacer su propia crema dental, tocar la batería y dominar el idioma danés.

Desde la cocina de su estudio en Holanda, observa a las vacas que pasean en el campo al otro lado de la calle mientras abre la puerta a los músicos que tocan su puerta para trabajar en sesiones de grabación, composición y mezcla. A veces, prepara curry vegetariano para ellos y para sus amigos, pero antes de alcanzar ese nivel de estabilidad y confianza que creó en Dearworld Studio, buscó su propósito en otras profesiones diferentes a la composición, ingeniería de audio y producción musical.

Colección personal de Fieke

Primera parada: Arte y Lenguas Celtas

En este destino cuya estadía duró un par de meses, Fieke dio el primer paso para desarrollar su trabajo con músicos al convertirse en acordeonista de una de las bandas de neo folk más conocidas de Holanda.

“Asistí a la escuela de arte durante dos meses, pero me di cuenta de que realmente no era lo mío. Analizando ese período de mi vida, tenía que descubrir algunas cosas y encontrar algo que fuera para mí, mis verdaderas pasiones. Viniendo del arte, quería hacer algo relacionado con libros y la lectura, entonces descubrí que puedes estudiar Lenguas Celtas y Cultura en los Países Bajos. Me pareció tan interesante que fui a inscribirme. Aprendí historia de la literatura irlandesa y lenguaje bretón, pero la parte más genial, es que conocí a los miembros de Cesair con quienes toqué durante siete años y me introdujeron a la escena neo-folk en Holanda. Ese es el mejor resultado de esa experiencia”

Foto: Wolfgang Schmitt de Spiegelwelten Photography

Segunda parada: Tecnología de la Música y los Estudios Wisseloord

Tenía que volver a la música, así que saltó de las antiguas páginas celtas a los teclados, monitores, consolas y sus queridos instrumentos al iniciar un bachelor y dos años de Maestría en Tecnología de la Música en HKU Universidad de las Artes, en Utrecht. Al principio se interesó por crear música para películas y el camino se amplió cuando realizó pasantías en los Estudios Wisseloord y The Church.

“Descubrí esta universidad donde puedes aprender todo sobre música y tecnología, cubriendo un amplio rango de opciones como diseño de sonido, composición para películas y juegos, música electrónica e ingeniería de audio. Aún sin saber qué quería hacer con mi pasado mayormente basado en el performance clásico, apliqué en esa escuela. Los primeros años me interesé por escribir música para filmes, pero eso cambió a la ingeniería de audio en estudio tan pronto comencé a tocar en tres bandas que estaban listas para grabar. Me obsesioné completamente con el proceso

La ingeniería de sonido le reveló a Fieke su propósito inicial junto a la composición musical. Su pasión y experiencia previa con diversas formas de arte, le permitieron visualizar varias rutas en las cuales trabajar, así que atender el llamado no fue tan complicado.

“Simplemente quería grabar música cool, trabajar con músicos geniales con ideas artísticas interesantes, crear un mundo sonoro en el que su música pudiera vivir, hacerla brillar y hermosa. Quería convertirme en la mejor ingeniera posible. Para entonces estaba profundamente arraigada en la escena neo-folk holandesa, así que grabé muchos bouzoukis, violines, arpas, organillos y djembes. Me esforcé en hacer que esos instrumentos sonaran súper orgánicos y misteriosos, hacerlos brillar. Estas bandas hacen que la música transporte a las personas a otros tiempos y otras realidades, traté de fortalecer eso en el proceso de grabación y mezcla. Pero también recuerdo haber deseado secretamente grabar a Tori Amos en los Estudios Wisseloord cuando era pasante, así que ya estaba apuntando a más trabajo contemporáneo y a escalas más grandes”

Tercera parada: Una mujer ingeniero de audio, un cliché incómodo

Es natural ver a mujeres en el escenario como cantantes talentosas, como front-women emitiendo alaridos guturales, como poderosas guitarristas, como bateristas de bandas de rock y como virtuosas ejecutantes en orquestas. Sin embargo, tras siglos de cambios y roles reconstruidos para la mujer en el sector musical, aún existe una visión estrecha de la presencia femenina en el terreno técnico. Según un estudio de la organización Sound Girls, sólo el 5% de los profesionales del audio son mujeres. Este número no representa la visión y experiencia de Fieke en su campo.  

Hay un fuerte estereotipo e incómodo cliché sobre el mundo del audio. No me sorprende que esa imagen no sea atractiva para las chicas pero está desactualizada y es de mente cerrada. Sí, hay un lado técnico-te tienen que gustar los cables-pero una vez que dominas eso, simplemente se convierte en una precondición para ser creativa. Hay tantas cosas geniales sucediendo que un estudio puede ser tan pequeño como una laptop, unos audífonos y un micrófono, esto crea mucho espacio para las chicas y la energía que brindan”

Foto: Colección personal de Fieke. Lugar: Wiseeloord Studios

Hay una pregunta que le hacen muchas veces: ¿Qué se siente ser una mujer en la industria musical? Ella sabe que destaca en un campo liderado por hombres, pero en lugar de enfrentarse a una amenaza sexista, lo percibe diferente, incluso cuando en ocasiones exagere su lenguaje técnico para eliminar las dudas sobre su expertise.

“Siempre me he sentido bienvenida entre los chicos. La única desventaja que he encontrado es que a veces necesitas probarte a ti misma dos veces más que un hombre, pero una vez que lo haces, la energía femenina es muy apreciada por hombres y mujeres. También eres recordada fácilmente, destacas. Realmente no veo obstáculos. Conecto fácilmente con los hombres de mi área y quiero mucho a mis colegas ingenieros. Así que venderse como profesional del audio, parece ser igual de emocionante para un chico que para una chica. Supongo que también soy afortunada por haber iniciado mi negocio en los Países Bajos”

Dearworld Studio: última parada de un viaje que continúa

La comodidad le asusta y le pica. Hace cinco años fundó Dearworld Studio, un sueño que agradece a sus padres por crear el suelo fértil que le permitió perseguir dos carreras en el sector musical. Les ha demostrado que es capaz de mantener un negocio en pie.

“Mis padres no saben nada sobre tener un negocio musical ni sobre ser un trabajador independiente. Pero quiero tomar esta oportunidad para mostrarles mi más profunda gratitud. Nunca me dijeron cuáles eran sus dudas o miedos, me dieron toda la libertad para escoger y fallar. Ahora me doy cuenta de lo importante que eso fue”

Colección personal de Fieke

Producir música y ser ingeniero de audio es una labor 90% psicológica y 10% técnica. Ella necesita comprender las necesidades de los músicos y comunicarse como ellos. Ser acordeonista y formar parte de diferentes bandas, hace que sea mucho más sencillo para ella lograr las metas creativas y técnicas de sus clientes.

“Es muy útil saber lo que se siente estar del otro lado del vidrio, saber lo emocionante que es. Entiendo la música como un músico y la escucho como ellos. Puedo hablar su mismo lenguaje. Soy una de ellos. Entiendo cuando me dicen ¿puedes darme punch dos barras antes del acorde La menor en el puente?”

“Es conmovedor tener a una banda sentada en el sofá detrás de ti, llorando cuando escuchan lo que hiciste con su música, pero recientemente no es suficiente para mí. Quiero crear más. Me interesa darle forma al proceso creativo en el estudio”

Sonidos más grandes que la vida

Las raíces de Fieke yacen en los instrumentos acústicos, y para ella, hay algo inevitablemente humano que se produce al escuchar a alguien tocándolos, como el sonido de los dedos, las grietas y otras imperfecciones que usa como recursos en sus composiciones, grabaciones y mezclas, pero no está interesada en recrear la realidad.

Desde su perspectiva la música es inmaterial, más directa y pura que otras formas de comunicación, por eso, su enfoque en el proceso creativo se fundamenta en una filosofía que llama “más grande que la vida”.

“Algunos ingenieros tratan de hacer grabaciones que suenan tal cual como los músicos en la cabina. Eso es genial pero lo que me interesa es hacer cosas en el estudio que vayan más allá de lo que puedes hacer en vivo donde el tiempo es lineal. En el estudio puedes jugar con la continuidad espacio tiempo, por así decirlo creando una nueva experiencia con la música”

Photo: Aline Bouma

“Puedes transportar al que escucha a cualquier lugar, usando ciertos sonidos que no están directamente ligados a un instrumento o cultura. Tienes la capacidad de crear nuevos mundos porque no puedes verlos, no puedes tocarlos. La música habla mucho a la imaginación, y por sí sola, es suficientemente poderosa

Como profesional de la música y el audio, considera que es muy importante ofrecer un espacio en el que los músicos se sientan cómodos, dispuestos a abrirse y entren en un estado vulnerable para crear. Esto sólo es posible si ella también encuentra un equilibrio en el caos del trabajo diario. Esto, junto a la pasión, es la única manera de lograrlo en el sector musical, así que Fieke van den Hurk recomienda a todas las mujeres y emprendedoras de la escena a confiar en ellas mismas.

“Confía en ti. Todo es posible. Tomará trabajo duro y dedicación. Sueña grande

 

Written By
More from mmejias

El núcleo de una estrategia de marketing musical online

Más allá de las redes sociales y la exposición que representan para...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *