Una lección de Lulu Davis para emprender en la música

lulu davis, rock progresivo, metal progresivo, bandas, incendia music

Lulu Davis es la mayor de tres hermanos y la primera de su familia en ir a la universidad. A los 14 años trabajaba entregando periódicos en el vecindario desde su bicicleta, pero lo que no imaginaba, es que años después en lugar de difundir las noticias locales, promocionaría a bandas nuevas y emocionantes del metal progresivo y melódico actual.

Una inversión de cincuenta libras esterlinas en tarjetas de presentación, un nombre de dominio web y una base de datos que construyó en Excel durante sus pasantías en Spinefarm, The Noise Cartel, Century Media y Live Nation, fue el capital con el que inició un negocio de Relaciones Públicas y Manejo de Artistas. Su habitación era su oficina. 

 

La música me ha ayudado durante tiempos muy difíciles en mi vida y creo que por eso sentí muy fuerte el llamado a involucrarme en esta industria

 

Cursaba el segundo año en la Universidad de Hertfordshire a los diecinueve años de edad y no tenía ni un centavo en el bolsillo, pero Lulu se prometió a sí misma que tendría trabajo antes de graduarse, así que fundó Incendia Music, un emprendimiento que durante sus siete años de crecimiento ha impulsado a bandas de metal como Brutai, Earthside, Voyager, Head With Wings White Moth Black Butterfly con Daniel Tompkins de TesseracT, hace unos años

“Creo que tener una conexión emocional con la música facilitó la transición que me llevó a trabajar con bandas nuevas que estaban tocando metal, rock progresivo, rock clásico y más. Me encanta el talento y la energía en bruto que traen estos géneros musicales”.

Da Capo: El llamado al music business

La vida de Lulu Davis es narrada por canciones y por las personas que encontró en su camino. El padre de Robbie, su mejor amigo de secundaria, es Mark Palmer, quien para ese momento lideraba Roadrunner Records y ahora es el manager de discográfica de Nuclear Blast en el Reino Unido. Este padre poco convencional que usaba pijamas de Slipknot, se convirtió en su inspiración para trabajar con bandas, y también, en su primer desafío profesional.

“Tenía un amigo que tocaba en una banda de grunge llamada Junkyard y me pidió que le pasara un demo a Mark, y así lo hice. El arte estaba hecho en Microsoft Paint y Dios sabe cómo sonaba esa producción, pero me encantaba. Tenían una canción llamada Gusanos y la letra decía algo como cómeme, muérdeme, trágame, digiéreme. Me estremezco cuando lo recuerdo, pero supongo que ese fue mi primer ajetreo laboral”.

Su familia nunca imaginó que Lulu terminaría en la industria musical y ella tampoco. Siempre quiso ser autora, periodista y algunas veces fotógrafa, pero un oráculo en forma de consola le mostró su futuro. A los quince años, en navidad, uno de sus padres le regaló un Guitar Hero donde aparecía una canción de Therapy, diez años después, es Lulu quien maneja las relaciones públicas de la banda. Su papá se siente orgulloso.

Verso: Incendia Music

 

Nuestras bandas bebés, ya no son bebés

 

Lulu cruzó las brasas a las que se enfrenta todo emprendedor cuando toma la vía libre: problemas con el manejo del tiempo, las expectativas de lo que se quiere lograr y lo que realmente se puede hacer, sumado a los espejismos negativos cuando aparecen los desafíos. Cualquier aspirante a ser su propio jefe podría tirar la toalla, pero ella no. 

“Mi personalidad, ética de trabajo y mentalidad no se complementan con el hecho de trabajar para otras personas en un entorno que limita mis ideas y mi forma de trabajar. Incendia Music ha sido mi constante en poder controlar mi carrera, mis logros y también mantener mis niveles de motivación controlados en lo que de otra manera consideraría un entorno que no se acomodaría a mi necesidad de condiciones de trabajo flexibles”.

Incendia Music comenzó como una solución breve que ayudaría a Lulu a construir un portafolio y romper el hielo en la industria musical, sin embargo lo que comenzó siendo un ingreso temporal, se convirtió en una incubadora de bandas que ha evolucionado gracias a sus esfuerzos de management, relaciones públicas y asesoría. 

“Hemos crecido y nos hemos desarrollado junto a nuestros artistas y es un escenario complementario y de beneficio mutuo en términos de desarrollo profesional. Todavía estamos trabajando con algunas de las bandas con las que empezamos. Eso es algo en lo que me encanta pensar”.

 

Ahora que tengo un equipo, es más importante transmitir lo que estamos haciendo y por qué lo hacemos

 

“Me siento muy honrada, para ser honesta. El hecho de que estos músicos e individuos talentosos me hayan elegido para tomar el control de un aspecto de su carrera musical es bastante alucinante ¡Pero me encanta y los amo!”

Lulu cambió su habitación por una oficina y no está sola. La transparencia, la cercanía y la creatividad ahora son los valores de todo su equipo de trabajo con quienes se siente preparada para experimentar y superar los retos que no hubiese podido manejar hace tres o cuatro años, sobre todo ahora que cuenta con el apoyo del programa de aceleración del Music Managers Forum, la comunidad profesional de managers musicales más grande del mundo.

“Siempre he querido ser una empresaria fuerte e independiente que tenga éxito y haga un buen trabajo para sus artistas. Quiero ser respetada y reconocida por el trabajo que hacemos en Incendia, y especialmente ahora que tengo un equipo, es más importante transmitir lo que estamos haciendo y por qué lo hacemos”. 

lulu davis, earthside, voyager

Estribillo: Ser mujer en la industria musical…y en el Metal

“Trato de que el sexismo no sea un problema para mi, aunque lo ha sido en el pasado, y probablemente aún lo sea…”

Hace 4 años, Lulu llamó llorando a su amigo Jerry Ewing, actual editor de Prog Magazine. Le contó que el manager de una banda muy grande corrió el falso rumor de que ella le había hecho sexo oral a un promotor de Estados Unidos a cambio de llevar a la banda de gira, un hombre que ella no conocía. Además de esparcir esta mentira por toda la escena, dijo que Lulu era lo peor de la industria musical. 

“Siempre me levanto cada vez que me derriban. Con persistencia y una actitud inquebrantable hacia el éxito, luego de algunos años, la forma de actuar de ciertas personas también ha disminuido. Ahora se dan cuenta de que ‘posiblemente, de hecho, solo tal vez, soy buena en lo que hago”.

 

 

“Trabajo con convicción y tiendo a enfocarme más en lo que hago por mi negocio que en lo que otras personas piensan de mi. A veces siento que tengo que trabajar el doble de duro en comparación con mis colegas de la misma profesión, y al principio, las relaciones fueron difíciles de construir porque la gente no me tomaba en serio”. 

Lulu tiene trabaja con un equipo de hombres en Incendia Music, sin embargo a través de los años, Lulu ha trabajado con muchas mujeres aspirantes a convertirse en profesionales del music business, y a pesar de las experiencias de su lady boss, promueven de la misma manera el talento de mujeres y de hombres. Esto incluye a sus colegas en la industria musical. 

 

Si tienes talento, tienes talento. No se trata del género. Se trata de la inclusión y el reconocimiento

 

“Hago lo que puedo para ser una mujer de negocios, publicista y manager competente, y si algunas personas tienen un problema con mi trabajo debido a mi género, entonces eso dice más de ellos que de mi”.

Encore:10 consejos para tener un negocio en la industria musical

Esta joven de Londres, ha presenciado un crecimiento de mujeres managers, relacionistas públicos y booking agents en la industria musical, y como no hay reglas sobre quién puede o no puede desarrollar un emprendimiento en el sector, Lulu te deja estos 10 consejos para tener un negocio en la industria musical:

  1. Ve por ello. Sé paciente y acciona orgánicamente. 
  2. No corras antes de caminar.
  3. Haz las cosas con confianza y convicción.
  4. Aprende de tus errores y crea tu propio camino.
  5. Ten una visión clara de lo que quieres lograr.
  6. Ten un espacio diseñado para trabajar.
  7. Escoge tus horas de trabajo.
  8. Recuerda que tener un trabajo no es lo mismo que tener una carrera, y tener una carrera, no es lo mismo que tener un negocio
  9. Escribe todas las noches una to-do list o lista de cosas por hacer para posicionarte bien el día siguiente.
  10. Lee más y escucha audiolibros.  

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los emprendedores en cualquier área, incluyendo la industria musical, es la falta de confianza y el síndrome del impostor que suele repetirse más que una lista de reproducción. Para Lulu Davis, solo hay una forma de pararla.

“¿Cómo puedes esperar que otras personas crean en ti si tú no crees en ti? Desearía haber tenido una guía y alguien que me motivara durante todo el proceso, pero no la tuve, así que tuve que aprender de mis propios errores y crear mi propia ruta”.

“Si alguien quiere consejos, sientanse libres de ponerse en contacto. Aunque no tengo mucho tiempo en estos días, creo que es importante compartir el conocimiento y ayudar a otras mujeres aspirantes al negocio musical (¡y hombres!)”.


Cartas para Marlis es una sección dedicada a las entrevistas que he realizado por escrito a través de correo electrónico y chats de WhatsApp.

Gracias por leernos a Lulu y a mi. Espero que el contenido sea útil e inspirador para ti. 
Written By
More from mmejias

INTI MALDONADO: CHAOS, PSYCHOSIS, AND OPPORTUNITY

Life exists because chaos exists “Inti Maldonado didn’t think about this when...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *